Llega el fin de semana, empieza el buen tiempo y… hay que buscar planes para hacer!! El sábado me quedaba en casa sola con los dos pequeños, y como el príncipe de la casa hace tiempo que no hace nada solo con mamá (léase sin la hermanita en medio…) pues decidí dejar a la princesa con los abuelos y pasar la tarde con mi chico.

Preparamos la mochila con la merienda y dirección a Madrid, estamos a 30 kilómetros del centro, así que qué mejor plan que hacer excursión para coger el metro y visitar El Parque del Retiro.

con las palomas marca

Tengo que confesar que lo he descubierto hace apenas un par de años, cuando digo descubrir me refiero a pasear, a sentarme en algún banco de uno de sus numerosos parques infantiles, o sentarme en el césped y merendar tranquilamente mientras los niños corren y juegan…

Así que tras preparar la mochila, mi príncipe y yo nos fuimos en coche hasta la parada de metro más cercana, cogimos el metro y dirección Retiro. La experiencia en metro le encantó; sacar el billete, pasarlo, esperar el tren, contar las estaciones,… toda una aventura decía mi pequeño. Y llegamos al Retiro, lo primero, merendar, luego comprar un helado, y luego… al parque… había que jugar con la arena, los columpios, sentarse con mamá a comer pipas…

 

en el parque marca

mirando al fondo 2 marca

Luego tocó paseíto, llegamos al lago que hay en el centro del Retiro. Y todo era un gran descubrimiento  -“Mami, patos!!!”-. Él disfrutaba de ver los patos y los peces, las barcas,… y yo disfruté de un precioso atardecer (fue mi momento de relax del fin de semana).

lago marca

En esta visita he descubierto un rincón nuevo, un lugar que han reabierto con un concepto nuevo: el FLORIDA RETIRO. Una amiga me hablaba de él, sus padres iban de “jóvenes” a bailar allí, y ahora, lo reabren convirtiéndolo en un lugar donde la gastronomía y el espectáculo se dan lugar cada día. Evidentemente estaba lleno, el día acompañaba, y el sitio, el sitio tiene una pinta espectacular, me encantó el ambiente, la decoración, el lugar,… simplemente me encantó. Yo como iba con mi pequeño y el solo quería jugar y pasear no paramos pero tengo una visita pendiente para ir solo a disfrutar de ese lugar, y esa visita pendiente será sin niños y sola con maridín… nos merecemos un gin tónic “solos”… (un gin tónic o lo que se tercie… jeje). Así que de este sitio seguro que vuelvo a hablar en breve…

La tarde en el Retiro con mi pequeño fue espectacular. Me encantó compartir con él estos pequeños momentos solos. Sitio totalmente recomendable. ¡Repetiremos pronto!

con mami marca